ANTICORRUPCIÓN - Comunicado G20 2020


Reunión de Ministros Anticorrupción del G20 Comunicado Ministerial 22 de octubre de 2020

1. Nosotros, los ministros del G20 con responsabilidades para prevenir y combatir la corrupción, nos hemos reunido el 22 de octubre de 2020 bajo la Presidencia de Arabia Saudita, para discutir nuestros compromisos como miembros del G20 mientras continuamos liderando con el ejemplo en la lucha global contra la corrupción. Este año marca el décimo aniversario del Grupo de Trabajo Anticorrupción del G20 (ACWG), establecido para hacer recomendaciones integrales para consideración de los líderes sobre cómo el G20 podría continuar haciendo contribuciones prácticas y valiosas a los esfuerzos internacionales para combatir la corrupción y liderar con el ejemplo. Reconocemos las contribuciones realizadas por todos los países miembros y organizaciones internacionales, y agradecemos a las presidencias anteriores por su liderazgo.

2. En un contexto de fragilidad social y económica global sin precedentes causada por la pandemia de COVID-19, destacamos la mayor amenaza y el serio impacto de la corrupción en el crecimiento económico, el desarrollo sostenible, la inversión de calidad y la innovación, y la confianza entre gobiernos y ciudadanos. Las medidas de emergencia son esenciales en tiempos de crisis económica y recuperación, pero pueden crear el riesgo de apropiación indebida, fraude y otras formas de corrupción. Nos comprometemos individual y colectivamente a fortalecer nuestro compromiso anticorrupción y, en particular, esperamos contribuir tanto al próximo período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas contra la corrupción, el XIV Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal y la Novena sesión de la Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Para ello, destacamos el papel fundamental de la acción multilateral en la lucha contra la corrupción, particularmente a través de la implementación y seguimiento de nuestros compromisos y normas internacionales, y en el intercambio de información y buenas prácticas, reconociendo que esto debe lograrse sin perjuicio de la soberanía nacional, el derecho interno y los principios fundamentales de los derechos humanos. 3. Destacamos la importancia de la arquitectura internacional existente en materia de anticorrupción, en particular las obligaciones y compromisos descritos en la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC), la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (UNTOC), la Convención de la Organización para la Cooperación Económica y Convención para el Desarrollo (OCDE) sobre la Lucha contra el Soborno de Funcionarios Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales e instrumentos relacionados, y las Normas del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). Estos instrumentos comprenden colectivamente un conjunto sólido de medidas que los países deben implementar para prevenir y combatir la corrupción, el lavado de dinero y otros delitos económicos graves relacionados. En consecuencia, nos comprometemos a implementar de manera más efectiva nuestras obligaciones y compromisos existentes y reconocemos que estos instrumentos deben servir como base para los esfuerzos futuros para ampliar la cooperación internacional y la coordinación contra la corrupción y los desafíos relacionados.

Prioridades Anticorrupción para 2020 Crisis de COVID-19

4. Expresamos nuestro más sentido pésame por la trágica pérdida de vidas y el sufrimiento más amplio resultante de la pandemia de COVID-19. La pandemia ha revelado el impacto potencial directo y desproporcionado de la corrupción en las poblaciones vulnerables, ya que el comercio legítimo, la integridad y la transparencia de la contratación pública y las finanzas públicas, la salud, la seguridad y la protección globales son más vulnerables que nunca a la corrupción en este momento de crisis. Nos comprometemos a colaborar en la entrega de una respuesta global a esta crisis con un espíritu de solidaridad y de acuerdo con la Declaración de los líderes extraordinarios del G20 publicada el 26 de marzo de 2020.

5. Reconocemos que, aunque la crisis ha requerido una acción rápida, la velocidad y la escala del apoyo económico brindado en respuesta a la crisis pueden aumentar el riesgo de corrupción, fraude y apropiación indebida. Esto, a su vez, podría obstaculizar la eficacia de los esfuerzos de ayuda, socavando la confianza en las instituciones públicas y, en última instancia, perjudicando el bienestar de nuestros ciudadanos. Las medidas anticorrupción deben integrarse en los programas de respuesta a crisis nacionales e internacionales para garantizar la transparencia y la integridad; nos comprometemos a continuar con la acción colectiva y coordinada para combatir la corrupción a raíz del COVID-19, en consecuencia, respaldamos el Llamado a la Acción del G20 sobre la Corrupción y COVID-19 (Anexo A), desarrollado por el ACWG como un resumen de las áreas clave en las que se focalizan estos esfuerzos. Para apoyar más a los países en el desarrollo e implementación de tales medidas, tanto durante esta crisis como en los esfuerzos de preparación para cualquier evento futuro, también damos la bienvenida al Compendio de Buenas Prácticas del G20 para Combatir la Corrupción en la Respuesta al COVID-19 (Anexo F), que proporciona una visión inicial de buenas prácticas para prevenir y combatir la corrupción en el sector de salud y la provisión de apoyo de emergencia (ayuda, estímulo y socorro).

Iniciativa de Riad para mejorar la cooperación internacional en materia de aplicación de la ley anticorrupción 6. Reconocemos, teniendo en cuenta el artículo 48 de la CNUCC, la necesidad de fortalecer aún más la cooperación entre las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley anticorrupción, en particular en las etapas preliminares de las investigaciones. En este sentido, con el objetivo de facilitar la cooperación internacional, incluida la asistencia legal mutua, damos la bienvenida a la iniciativa de Arabia Saudita para la creación de una Red Operativa Global de Autoridades de Aplicación de la Ley Anticorrupción. Esto complementará las plataformas y redes existentes para la cooperación internacional informal, como la Red Global de Aplicación de la Ley de la OCDE (GLEN) y el Grupo de Trabajo de la OCDE sobre Aplicación de la Ley de Soborno por Oficiales (LEO) y la Red de Puntos Focales Globales de INTERPOL/StAR, y debería fomentar, de manera inclusiva, el contacto directo entre las autoridades policiales anticorrupción. En este sentido, acogemos con satisfacción la Iniciativa de Riad (Anexo B).

Principios de alto nivel 2020 7. En línea con el Plan de acción de anticorrupción del G20 2019-2021, respaldamos los Principios de alto nivel desarrollados bajo la Presidencia de 2020: los Principios de alto nivel del G20 para el desarrollo y la implementación de estrategias nacionales de anticorrupción, los Principios de alto nivel del G20 para promover la integridad del sector público mediante el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y los Principios de alto nivel del G20 para promover la integridad en la privatización y las asociaciones público-privadas (APP).

8. Estos documentos brindarán orientación a los países que deseen (i) revisar, desarrollar o implementar estrategias nacionales de anticorrupción; (ii) aprovechar las TIC de manera eficaz y segura para la prevención, detección y lucha contra la corrupción, en lo que respecta a las normas de protección de datos personales; y (iii) involucrar al sector privado en el proceso de privatización o APP y minimizar los riesgos de corrupción (Anexo C).


Responsabilidad y transparencia 9. Nos comprometemos a cumplir e implementar nuestros compromisos compartidos en pos de una mayor responsabilidad y transparencia. Los diversos principios comunes, rectores y de alto nivel de anticorrupción del G20 representan nuestras recomendaciones clave respaldadas por nuestros líderes, desarrolladas de conformidad con el derecho internacional y sin perjuicio de las leyes soberanas. Resolvemos asegurar la implementación efectiva de objetivos previamente respaldados, así como dar seguimiento a nuestros compromisos pendientes y objetivos más amplios, como se establece en el Plan de Acción de Anticorrupción del G20 2019-2021. Además, de acuerdo con el Plan de Acción, y como un mecanismo clave para reflejar nuestro progreso individual y colectivo en la implementación de nuestros compromisos compartidos, damos la bienvenida al enfoque reformado del Informe de Responsabilidad Anticorrupción del G20 (Anexo D), que por primera vez proporciona una revisión en profundidad de nuestro progreso colectivo en la cooperación internacional y la recuperación de activos e informaría posibles áreas de trabajo futuras en estas áreas. Este enfoque puede ser desarrollado por futuras presidencias y el ACWG publicará informes de rendición de cuentas anualmente en el futuro. Al hacerlo, mejoraremos la accesibilidad de los resultados del ACWG del G20 y facilitaremos la participación de personas y grupos fuera del sector público, incluida la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de base comunitaria, academia, medios de comunicación, el sector privado y otras partes interesadas. Prioridades Anticorrupción en Curso Responsabilidad y transparencia 10. Reconocemos que la cooperación internacional es esencial para la investigación y el enjuiciamiento de casos de corrupción transnacional, incluidos los que involucran la recuperación del producto del delito; por lo tanto, nos comprometemos a mejorar la investigación de casos, la comunicación y el intercambio de experiencias en esta área. En consecuencia, nos comprometemos a actuar de acuerdo con los objetivos previamente aprobados con respecto a la recuperación de activos. Los esfuerzos efectivos en esta área requieren que todos los países tomen medidas internas y participen en la cooperación internacional. Nos comprometemos a trabajar juntos para rastrear, congelar y confiscar el producto del delito, así como para garantizar que dichos activos confiscados se devuelvan o eliminen de manera efectiva y transparente, según corresponda, y de manera compatible con nuestras leyes nacionales y obligaciones internacionales como la UNCAC.


También nos comprometemos a abordar la devolución de activos en un espíritu de asociación entre los países de transferencia y de recepción, otros propietarios legítimos previos y, según corresponda, la sociedad civil. Con este fin, acogemos con agrado el Documento de Evaluación sobre la Cooperación Internacional para abordar los Delitos Económicos, los Delincuentes y la Recuperación de Activos Robados, preparado por la OCDE en colaboración con la Secretaría del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Grupo del Banco Mundial (WBG) para el G20 (Anexo F). Sobre la base de este documento, respaldamos la Acción del G20 sobre Cooperación Internacional contra la Corrupción y los Delitos Económicos, los Delincuentes y la Recuperación de Activos Robados (Anexo E). Transparencia de la Propiedad Real 11. Nos comprometemos a implementar de manera efectiva y, según sea necesario, a tomar medidas adicionales para prevenir el uso indebido de personas jurídicas y los arreglos para el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo, incluso cuando la corrupción sea el delito determinante. Redoblaremos nuestros esfuerzos para liderar con el ejemplo en la implementación de medidas para identificar a los beneficiarios finales de entidades y acuerdos legales. Negación de Refugio Seguro 12. Nos comprometemos a actuar colectivamente para negar refugio a las personas que hayan cometido delitos tipificados de conformidad con la UNCAC, y al producto de sus delitos, de manera coherente con nuestras leyes nacionales. Nos comprometemos a evitar que esos delincuentes eludan la justicia, independientemente de su rango, posición o estatus, frenar el ocultamiento transfronterizo del producto de la corrupción y perseguir la penalización y el enjuiciamiento de los delitos de corrupción y la recuperación y devolución de los activos robados confiscados, cuando corresponda, de conformidad con nuestras leyes nacionales y obligaciones internacionales en virtud de la UNCAC. Además, nos comprometemos a fortalecer el intercambio de información y la cooperación en la investigación de casos y a considerar, según sea necesario, la posibilidad de concluir acuerdos o arreglos bilaterales y multilaterales sobre extradición y asistencia judicial recíproca, según corresponda.


Penalización del Soborno 13. Nos comprometemos a asegurar que cada país del G20 tenga una fuerza nacional para criminalizar el soborno, incluido el soborno de funcionarios públicos extranjeros, y a reforzar los esfuerzos para prevenir, detectar, investigar, procesar y sancionar eficazmente el soborno nacional y extranjero. La lucha contra la corrupción en el comercio y la inversión internacionales, como dimensión clave para promover la igualdad de condiciones, sigue siendo una de las principales prioridades del G20. Alentamos a los países a promover la cooperación con el sector privado en este tema y alentamos a las empresas de los países del G20 a tomar las medidas adecuadas para crear conciencia sobre los riesgos de corrupción y desplegar sistemas efectivos de mitigación y cumplimiento. Nos esforzaremos por fomentar un entorno empresarial limpio, regulado y basado en la ley, basado en el consenso internacional ejemplificado por la UNCAC. Además, acogemos con agrado la profundización de nuestro compromiso con el Grupo de Trabajo de la OCDE sobre Soborno. Demostraremos esfuerzos concretos para 2021 para criminalizar el soborno en el extranjero y hacer cumplir la legislación contra el soborno en el extranjero de conformidad con el artículo 16 de la CNUCC, y con miras a la posible adhesión de todos los países del G20 a la Convención contra el soborno de la OCDE. El ACWG revisará y proporcionará una actualización sobre este progreso en 2021. Integridad del Sector Público 14. Nos comprometemos a mejorar la integridad y la eficiencia del sector público garantizando la transparencia y el acceso a la información sobre adquisiciones públicas, actuando de conformidad con los Principios de alto nivel aprobados anteriormente. Nos comprometemos a promover un crecimiento inclusivo, sostenible y equitativo para todos, basado en los principios de una gobernanza sólida, mediante la promoción de la justicia, la integridad y la transparencia en la contratación pública y los presupuestos públicos. Con este fin, agradecemos la colaboración entre los organismos anticorrupción y las entidades fiscalizadoras superiores, entre otros. También enfatizamos la necesidad de promover una participación más amplia del sector privado y de la sociedad civil como parte de un enfoque holístico para prevenir la corrupción y reconocemos que la mejora de las leyes, regulaciones, auditorías internas y externas, políticas y procedimientos de adquisiciones puede fomentar la confianza de que esto requiere. Integridad del sector privado y las ONG 15. Nos comprometemos a promover la integridad en cooperación con el sector privado y las organizaciones no gubernamentales (ONG). Para lograr esto, fomentaremos la adopción de programas y códigos de conducta adecuados de ética y cumplimiento anticorrupción por parte de entidades privadas relevantes y




organizaciones deportivas. Reconocemos el importante papel que puede desempeñar la sociedad civil en el fomento de una cultura de integridad y en el apoyo a la implementación efectiva de los Principios de alto nivel relevantes previamente respaldados, de conformidad con nuestras leyes nacionales y obligaciones internacionales.

Participación de los interesados

16. Nos comprometemos a adoptar y promover un enfoque de múltiples partes interesadas para prevenir y combatir la corrupción mediante el fortalecimiento de nuestras alianzas con organizaciones internacionales, individuos y grupos fuera del sector público, incluida la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de base comunitaria, el mundo académico, los medios de comunicación y el sector privado. Reconocemos que nuestros objetivos compartidos no se pueden lograr sin un esfuerzo colectivo de todos los grupos de la sociedad. También agradecemos los esfuerzos por profundizar nuestra colaboración con otras corrientes de trabajo del G20.

Prioridades Anticorrupción en Curso

17. Frente a un entorno global que cambia rápidamente, nos comprometemos a perseguir individual y colectivamente una agenda anticorrupción integral y holística, con el debido respeto por los principios fundamentales del estado de derecho y los derechos humanos. Recordamos nuestra postura de "tolerancia cero hacia la corrupción, cero lagunas en las instituciones y cero barreras en acción". Predicando con el ejemplo, damos la bienvenida al trabajo futuro potencial sobre temas como género y corrupción, corrupción en tiempos de crisis, la medición de la corrupción, la protección de los denunciantes y vías nuevas y emergentes de corrupción, así como todas las demás áreas mencionadas en el Plan de acción anticorrupción del G20 2019-2021. Además, nos esforzaremos por mejorar nuestra asistencia técnica y los esfuerzos de creación de capacidad para los países en desarrollo en los próximos años.

18. Agradecemos a la Presidencia saudita por su liderazgo durante un año particularmente desafiante y por convocar la Reunión Ministerial Anticorrupción inaugural. Diez años después de la creación del ACWG, esta reunión representa el compromiso duradero de los miembros del G20 de construir una cultura que rechace la corrupción en todas sus formas y garantice que los miembros del G20 continúen desempeñando un papel de liderazgo en la lucha contra la corrupción. Invitamos a las futuras presidencias a volver a convocar periódicamente esta Reunión Ministerial según corresponda con este fin, así como para apoyar el cumplimiento de los compromisos asumidos en las Declaraciones de los Líderes anteriores y establecer la dirección del trabajo futuro del ACWG.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram