COMERCIO E INVERSIONES - Comunicado G20 2020

Reunión Ministerial de Comercio e Inversiones del G20 Comunicado Martes 22 de Septiembre de 2020

Preámbulo 1. Nosotros, los Ministros de Comercio e Inversiones del G20, nos reunimos virtualmente el 22 de septiembre de 2020, bajo la Presidencia saudita del G20, para fortalecer aún más la cooperación en materia de comercio e inversiones del G20. 2. Nos hemos reunido en dos ocasiones anteriores este año en reuniones virtuales extraordinarias para garantizar una respuesta coordinada en comercio e inversión globales y la economía global frente al COVID-19. Seguimos profundamente preocupados por los graves riesgos que corren todos los países, en particular los países en desarrollo y los menos adelantados, y especialmente en África y los pequeños estados insulares. 3. En medio de la pandemia de COVID-19, continuaremos nuestra cooperación y coordinación para: (i) apoyar la recuperación del comercio y la inversión internacional; (ii) apoyar la necesaria reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la que la Iniciativa de Riad sobre el futuro de la OMC brinda apoyo político; (iii) fomentar una mayor competitividad internacional de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES); (iv) fomentar la diversificación económica; y (v) fortalecer la inversión internacional. 4. En este momento crítico, el comercio y la inversión deben ser importantes motores de crecimiento, productividad, innovación, creación de empleo, desarrollo y reducción de la pobreza, para contribuir a sentar las bases de una recuperación económica global que conduzca a un crecimiento sostenible, equilibrado e inclusivo. Continuaremos tomando acciones conjuntas para fortalecer la cooperación y los marcos internacionales. 5. Recordamos la importancia de mantener el foco en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el rol del comercio y la inversión en este sentido. Apoyo a la recuperación del comercio y la inversión internacional 6. Continuamos respaldando las “Acciones del G20 para Apoyar el Comercio e Inversión mundiales en respuesta al COVID-19”, que continuaremos implementando y recordando nuestra solicitud de que el Grupo de Trabajo de Comercio e Inversiones proporcione actualizaciones. En este sentido, acogemos con satisfacción los avances logrados, en particular la t e r m i n a c i ó n d e muchas m e d i d a s c o m e rc i a l e s re s t r i c t i v a s y l a implementación de medidas de facilitación del comercio. Reiteramos la importancia de que cualquier medida comercial de emergencia diseñada para abordar el COVID-19, si se considera necesario, sea dirigida, proporcionada, transparente, temporal, refleje nuestro interés en proteger a los más vulnerables, no cree barreras innecesarias al comercio o interrupción en las cadenas globales de suministro, y que sean compatibles con las normas de la OMC. 7. Continuaremos haciendo lo que sea necesario y utilizando todas las herramientas de política disponibles para minimizar el daño económico y social de la pandemia, restaurar el crecimiento global, mantener la estabilidad del mercado y fortalecer la resiliencia, como lo exigen nuestros Líderes. 8. A medida que los desafíos sanitarios continúan ocupando un lugar central, hacemos hincapié en el papel fundamental del sistema de comercio multilateral en la promoción de la estabilidad y la previsibilidad de los flujos comerciales internacionales, así como de las políticas comerciales y de inversión para garantizar que todos los países tengan acceso a los suministros médicos y farmacéuticos esenciales. , incluidas las vacunas, a un precio asequible, sobre una base equitativa, donde más se necesitan y lo más rápido posible, e incentivar la innovación en forma consistente con los compromisos internacionales de los miembros. También reconocemos la necesidad de aumentar la sostenibilidad y la resiliencia de las cadenas de suministro nacionales, regionales y mundiales y de ampliar la capacidad de producción y el comercio, especialmente en las áreas de productos farmacéuticos, médicos y otros productos relacionados con la salud. Continuaremos explorando iniciativas de la OMC relacionadas con COVID-19 en este sentido. 9. Continuaremos trabajando para lograr el objetivo de un ambiente de inversión y comercio libre, justo, inclusivo, no discriminatorio, transparente, predecible y estable y para mantener nuestros mercados abiertos, incluso para ayudar en la recuperación de los impactos económicos y sociales de la pandemia. 10. La necesidad de manejar las tensiones comerciales y fomentar relaciones comerciales mutuamente beneficiosas, afirmado el año pasado en Tsukuba, es fundamental en el escenario posterior al COVID-19. Reafirmamos que los problemas estructurales en algunos sectores, como el exceso de capacidad, pueden tener un impacto negativo. Continuaremos trabajando para garantizar la igualdad de condiciones para fomentar un ambiente empresarial propicio. 11. Destacamos el papel fundamental que la economía digital y el comercio electrónico han desempeñado para ayudar a mantener la actividad económica a través de la pandemia de COVID-19 y para garantizar el funcionamiento continuo de las cadenas de suministro y la entrega de bienes y servicios esenciales. También observamos que la pandemia ha subrayado el desafío de la falta de acceso a la economía digital para muchos ciudadanos vulnerables debido a la persistencia de la brecha digital. Recordamos la Declaración de los Líderes de Osaka y la Declaración de los Ministros de Comercio y Economía Digital de Tsukuba y reafirmamos la interrelación entre el comercio y la economía digital. Tomamos nota de los debates en curso en el marco de la Iniciativa de Declaración Conjunta sobre Comercio Electrónico y la Moratoria de los Derechos de Aduana sobre las Transferencias Electrónicas, y reafirmamos la necesidad de revitalizar el Programa de trabajo sobre Comercio Electrónico en la OMC. 12. Reconocemos la importancia de seguir fomentando el empoderamiento económico de la mujer con miras a lograr la recuperación económica mundial. A tal efecto, tomamos nota del trabajo de Women20 y seguiremos apoyando el crecimiento de las empresas en manos de mujeres y su mayor participación en los mercados mundiales y el comercio internacional.

Apoyo a la reforma necesaria de la OMC - Iniciativa de Riad Sobre el Futuro de la OMC 13. Reconocemos la contribución que ha hecho la Iniciativa de Riad sobre el futuro de la OMC al brindar una oportunidad adicional para debatir y reafirmar los objetivos y principios fundamentales del sistema multilateral de comercio y demostrar el apoyo político continuo a los debates sobre la reforma de la OMC. 14. Tomamos nota del "Resumen del Intercambio de Opiniones en el marco de la Iniciativa de Riad sobre el Futuro de la OMC" del Presidente (Anexo 1) y su difusión a todos los Miembros de la OMC a través del Consejo General de la OMC. Este Resumen fue preparado por el Presidente del Grupo de Trabajo de Comercio e Inversiones bajo su propia responsabilidad y sin perjuicio de las posiciones de los miembros individuales. 15. Reafirmamos nuestro compromiso con los objetivos y principios consagrados en el Acuerdo de Marrakech por el que se establece la OMC. 16. Reconocemos que la eficacia del sistema multilateral de comercio depende de la implementación de las normas de la OMC por todos los Miembros, así como de su respectiva aplicación de la ley, a fin de mantener el equilibrio de los derechos y obligaciones de los Miembros. 17. Seguimos comprometidos a trabajar de manera activa y constructiva con otros Miembros de la OMC para emprender la reforma necesaria de la OMC. Reconocemos que esta reforma debería mejorar las funciones de la OMC y alentamos un debate constructivo de todas las en este sentido. 18. Reconocemos que la transparencia es una condición importante para mejorar la previsibilidad del comercio y fomentar la confianza entre los miembros de la OMC con respecto al cumplimiento de sus obligaciones en la OMC. En este sentido, reafirmamos nuestro compromiso de cumplir con nuestras obligaciones de transparencia en la OMC y de predicar con el ejemplo, e instamos a todos los demás Miembros de la OMC a que lo hagan. Reconocemos la necesidad de asistencia a los Miembros de la OMC que enfrentan limitaciones de capacidad en cumplir con sus obligaciones de notificación. Reconocemos las discusiones en curso para mejorar la transparencia y reforzar el cumplimiento de las obligaciones de notificación en la OMC. 19. A Subrayamos la importancia de las negociaciones en curso de la OMC y reiteramos nuestro apoyo para lograr un acuerdo para 2020 sobre disciplinas integrales y eficaces sobre las subsidios a la pesca, como decidieron los Ministros de la OMC en la 11ª Conferencia Ministerial. Muchos miembros afirman la necesidad de fortalecer las reglas internacionales sobre subsidios industriales y acogen con satisfacción los esfuerzos internacionales en curso para mejorar las reglas comerciales que afectan a la agricultura. Muchos de nosotros destacamos los subsidios agrícolas y el acceso a los mercados agrícolas. También destacamos que es necesaria una acción urgente con respecto al funcionamiento del sistema de solución de controversias a fin de contribuir a la previsibilidad y seguridad en el sistema multilateral de comercio. 20. Tomamos nota de las discusiones en curso en el marco de las Iniciativas de Declaraciones Conjuntas (JSI) en la OMC, incluido el JSI sobre Comercio Electrónico, Facilitación de Inversiones para el Desarrollo, MIPYMES y Regulación Nacional de Servicios. Los participantes del G20 en estas iniciativas exigen un progreso significativo en el período previo a la 12ª Conferencia Ministerial de la OMC. Tomamos nota que se han expresado preocupaciones por la elaboración de normas por algunos miembros del G20 que no son parte del JSIs. 21. Tomamos nota del proceso en curso para seleccionar al próximo Director General de la OMC. Esperamos trabajar con todos los Miembros de la OMC para concluir el proceso de selección antes del 7 de noviembre de 2020. 22. La 12ª Conferencia Ministerial de la OMC representa un hito importante en un proceso inclusivo y ambicioso de reforma de la OMC. Usaremos el tiempo adicional disponible hasta entonces para reforzar nuestros esfuerzos para trabajar de manera constructiva con otros Miembros de la OMC a fin de lograr un progreso significativo en la promoción de nuestros intereses compartidos, incluso salir fortalecidos de la pandemia de COVID-19 y avanzar con la reforma necesaria de la OMC para mejorar su funcionamiento. Impulso de la Competitividad Internacional de las MIPYMES 23. Las MIPYMES desempeñan un papel fundamental en nuestras economías, emplean entre el 40 y el 90 por ciento de la fuerza laboral, representan el 95 por ciento de las empresas en todo el mundo y generan del 35 al 60 por ciento de nuestro PIB. Su capacidad para seguir creciendo y aumentar su significativa contribución a la actividad económica depende, en parte, de su capacidad para integrarse aún más en la economía mundial. También reconocemos los diferentes desafíos que enfrentan las MIPYMES en diferentes países, y en particular en los países en desarrollo y menos desarrollados. 24. Las MIPYMES enfrentan desafíos desproporcionados en sus esfuerzos por volverse más competitivas e integradas a la economía global. Son particularmente vulnerables a los shocks, como la pandemia de COVID-19, se ven afectados de manera desproporcionada por la falta de recursos, información y habilidades, incluso para adaptarse a los cambios tecnológicos, enfrentan desafíos para adaptarse a diferentes marcos regulatorios y nuevas regulaciones, y enfrentan dificultades en unirse a cadenas de valor regionales y globales. Este es particularmente el caso de las MIPYMES en manos de mujeres que a menudo tienen acceso limitado a oportunidades financieras y comerciales. 25. Con el objetivo de promover el crecimiento económico inclusivo a través de una mayor participación de las MIPYMES en el comercio y la inversión internacionales, respaldamos las "Directrices de Política del G20 para Impulsar la Competitividad Internacional de las MIPYMES" (Anexo 2). Estas Directrices de política voluntarias y no vinculantes proporcionarán referencias a la formulación de políticas nacionales e internacionales, en particular para los participantes en la Iniciativa de Declaración conjunta de la OMC sobre las MIPYMES, que contribuyen a mejorar la capacidad de las MIPYMES para conectarse, competir, cambiar y adaptarse frente a las tecnologías y shocks externos. Fomento de la Diversificación Económica 26. La diversificación económica reduce la vulnerabilidad a los shocks económicos y sigue siendo un importante objetivo para todos los países, en particular los países en desarrollo y los menos adelantados. El impacto económico y social de la pandemia de COVID-19 aumentó nuestro sentido de urgencia por trabajar para abordar las debilidades estructurales y aumentar la resiliencia y sostenibilidad de nuestras economías y nuestras cadenas de valor, entre otras cosas, a través de estructuras de producción y comercio más diversas. En este sentido, reconocemos que el comercio de servicios y las zonas económicas especiales podrían fomentar la diversificación económica. 27. Tomamos nota del "Informe de Síntesis de las Mejores Prácticas y la Experiencia Adquirida por los Miembros sobre el Comercio de Servicios" (Anexo 3). Reconocemos el importante papel que desempeña el comercio y servicios en el apoyo a las estrategias de crecimiento, desarrollo y diversificación. Destacamos además la importancia de continuar el debate constructivo sobre el apoyo a una mayor participación de los países en desarrollo en el comercio de servicios y sobre el aumento de las oportunidades económicas para las mujeres y los jóvenes en particular. 28. Tomamos nota del “Informe de Síntesis de las Mejores Prácticas y Lecciones Aprendidas de los miembros sobre las Zonas Económicas Especiales (ZEE)” (Anexo 4). Muchos miembros consideran que las ZEE pueden contribuir a la atracción de inversiones, la diversificación económica, la modernización industrial, el crecimiento de las exportaciones, la creación de empleo y la generación de ingresos. Los miembros reconocen que las zonas económicas especiales deben administrarse de manera que garantice el cumplimiento de las normas de la OMC y proteja contra el riesgo de comercio ilícito. Fortalecimiento de la Inversión Internacional 29. La inversión extranjera directa (IED) es clave para el crecimiento económico, la creación de empleo y la acumulación de capital. La pandemia de COVID-19 ha tenido un efecto negativo inmediato en los flujos de inversión internacional, sumándose a los flujos de inversión globales estancados durante la última década y ampliando significativamente la ya grande brecha de inversión necesaria para cumplir con los ODS. En este sentido, recordando los Principios Rectores voluntarios del G20 para la formulación de políticas de inversión global, estamos comprometidos a facilitar y fortalecer la inversión internacional. 30. Reconocemos la relación entre las políticas industriales, de inversión y comerciales, especialmente en nuestra respuesta coordinada a la pandemia de COVID-19.

En este sentido, consideramos valioso compartir las mejores prácticas para promover la inversión en sectores productivos relacionados o afectados por COVID-19, y para identificar áreas clave, como suministros y equipos médicos críticos y producción agrícola sostenible, donde la inversión se necesita con urgencia.

31. Tomamos nota del "Informe sobre las corrientes de IED y los Marcos de Atracción de Inversiones en los Países en Desarrollo y los Países Menos Adelantados", que se refiere a las deficiencias en la capacidad de promoción de las inversiones y las oportunidades para mejorar la cooperación en la prestación de asistencia técnica para la atracción de inversiones a los países en desarrollo y menos adelantados.

32. A través de una “Declaración del G20 sobre Asistencia Técnica para la Atracción de Inversiones” (Anexo 5), alentamos una mayor colaboración entre las autoridades competentes de los países del G20, incluso en el Grupo de Trabajo de Desarrollo del G20 y con organizaciones internacionales, dentro de sus mandatos, para considerar acciones adicionales para abordar las deficiencias en la asistencia técnica relacionada con la inversión.


Camino a Seguir

33. Con miras a garantizar que el comercio y la inversión internacionales puedan contribuir eficazmente a aprovechar las oportunidades del siglo XXI para todos superando los efectos económicos y sociales de la pandemia y configurando un mundo más resiliente, inclusivo y sostenible para todos, recomendamos conjuntamente que los líderes consideran estos importantes temas en la Cumbre de Riyadh.

34. Extendemos nuestro agradecimiento a la Presidencia saudita del G20 por sus decididos esfuerzos y liderazgo. Presentaremos este Comunicado a la Cumbre de Líderes del G20 de 2020 y continuaremos nuestra cooperación hacia la Presidencia del G20 de Italia en 2021 y posteriormente.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram