EDUCACIÓN - Comunicado G20 2020


Comunicado Ministerial Reunión de Ministros de Educación del G20 5 de Septiembre de 2020, Riad

Preámbulo 1. Nosotros, los Ministros de Educación del G20, nos reunimos virtualmente el 5 de septiembre de 2020 para afirmar el papel central de la educación en permitir que todas las personas conviertan en realidad las oportunidades del siglo XXI. 2. Como figura en la Declaración de los Ministros de Educación del G20 sobre COVID-19 del 27 de junio de 2020, apoyamos los esfuerzos individuales y colectivos para mitigar el impacto sin precedentes de la pandemia de COVID-19 en la educación y reconocemos la importancia de garantizar la continuidad y seguridad de la educación para todos en tiempos de crisis. 3. Siguiendo la Declaración de los Ministros de Educación del G20 de 2018, reafirmamos que la educación es un derecho humano y una base para la realización de otros derechos, así como “la base del desarrollo personal, ya que proporciona a los niños, jóvenes y adultos los conocimientos, las habilidades, valores y actitudes necesarias para alcanzar su máximo potencial.” 4. En consonancia con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, reafirmamos nuestro compromiso de garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos. 5. Enfatizamos el papel vital de la educación y la capacitación en habilidades para abordar los desafíos sociales, culturales y económicos y, por lo tanto, reforzamos nuestro compromiso de fomentar la colaboración internacional y el intercambio de mejores prácticas para hacer avanzar los sistemas educativos en todo el mundo. De esta manera, contribuiremos a objetivos más amplios, incluida la reducción de la pobreza y la desigualdad; promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible; fomentar el acceso a una educación de calidad para todos, especialmente las niñas, y empoderar a las mujeres, los jóvenes y los grupos vulnerables. 6. Destacamos la importancia de mejorar el acceso a la Educación de Primera Infancia (EPI) de calidad como base para el desarrollo de las generaciones actuales y futuras y como parte fundamental para promover la equidad y la inclusión en la educación y fomentar el aprendizaje permanente. 7. Reconocemos el valor de fomentar la internacionalización en la educación como un medio para mejorar la calidad de la educación en todos los niveles y cultivar ciudadanos globales que estén preparados para un mundo cada vez más interconectado.

Continuidad de la Educación en Tiempos de Crisis 8. Apoyamos el intercambio de mejores prácticas y experiencias a medida que exploramos enfoques para construir sistemas educativos más resilientes. Alentamos el desarrollo de políticas y medidas para priorizar la continuidad de la enseñanza y el aprendizaje durante y después de la pandemia y la salud y seguridad de la comunidad educativa en general, estudiantes, maestros, educadores, personal y padres, según corresponda a nivel nacional, regional y contextos locales. 9. Reconocemos el valor de la enseñanza y el aprendizaje a distancia y mixto y subrayamos la importancia de mejorar el acceso a una educación de alta calidad, el desarrollo profesional de los educadores, la infraestructura y los contenidos digitales, la conciencia de la ciberseguridad, las metodologías de enseñanza adecuadas y el aprendizaje activo, al tiempo que reconocemos que estos enfoques se complementan con el aprendizaje presencial. Destacamos la importancia de la investigación y los datos para evaluar los resultados del aprendizaje y la calidad del aprendizaje a distancia. Educación de la Primera Infancia (EPI) 10. Reconocemos el papel fundamental que desempeña el acceso equitativo a una EPI de calidad para estimular el desarrollo integral de los niños, que es la base de su adquisición de lectoescritura, aritmética y habilidades sociales y emocionales, para sentar las bases para el aprendizaje y el bienestar futuros. 11. Enfatizamos la importancia de mejorar la accesibilidad y asequibilidad de la EPI de calidad para todos los niños, especialmente aquellos en grupos vulnerables. 12. Afirmamos la importancia de EPI que se enfoca en las experiencias, el desarrollo y el bienestar de los niños y fomenta interacciones positivas entre el personal de EPI, los niños, las familias y sus comunidades. 13. También reconocemos la necesidad de aumentar la conciencia de la familia y la comunidad sobre el papel vital de la EPI de calidad que se brinda de acuerdo con las necesidades de desarrollo de los niños en cada etapa. 14. Subrayamos la importancia de construir y retener una fuerza laboral de EPI debidamente calificada basada en maestros, educadores, personal y líderes de instituciones de EPI que tienen el conocimiento, las habilidades y las competencias para trabajar con niños pequeños, y en la capacitación profesional para mejorarlos y volverlos a capacitar a lo largo de su carrera. 15. Destacamos el valor de una transición fluida de los entornos preescolares a las escuelas primarias. Por lo tanto, alentamos la cooperación y la colaboración a través de estos niveles educativos, de acuerdo con los contextos de los países, para que los beneficios de la EPI de calidad se cumplan y se mantengan.


16. Reconocemos que aprovechar las tecnologías digitales puede aumentar el acceso de los niños a EPI de calidad y permitir que las familias, maestros y educadores creen experiencias de aprendizaje apropiadas para el desarrollo de todos los niños. Reconocemos la necesidad de reducir la brecha digital proporcionando a la comunidad educativa, incluidos los grupos vulnerables, el apoyo y la educación necesarios para permitir una interacción eficaz con los dispositivos tecnológicos. También enfatizamos la importancia de estudiar los efectos de dicha exposición en el desarrollo, el aprendizaje y el bienestar de los niños pequeños para identificar oportunidades y mitigar los riesgos potenciales.

Internacionalización en la Educación

17. Destacamos la importancia de las colaboraciones y alianzas internacionales en el campo de la educación, especialmente en el contexto de crisis globales como la pandemia de COVID-19. Respetando las leyes, normas y políticas nacionales y subnacionales, apoyamos la promoción de la internacionalización en la educación para todos a través de la movilidad de estudiantes, profesores, investigadores y conocimientos; la provisión de becas; el intercambio de profesores, educadores y personal; intercambio de información para facilitar el reconocimiento transfronterizo de cualificaciones; el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC); e investigación internacional, producción de conocimiento y desarrollo tecnológico.

18. Reconocemos la necesidad de entornos de aprendizaje que permitan a los estudiantes, profesores y educadores colaborar y participar en nuestro mundo interconectado. Fomentamos la integración de las dimensiones internacional e intercultural en todos los niveles de educación y formación general (K-12), superior y profesional, cuando corresponda, para garantizar resultados de aprendizaje efectivos.

19. Al considerar las oportunidades y los desafíos de la digitalización, reconocemos el papel importante que las TIC pueden desempeñar en la mejora de la internacionalización en la educación al dar forma a nuevas formas de enseñanza, aprendizaje, intercambio de conocimientos e intercambio dentro y entre entornos educativos en todo el mundo. Para lograr ese papel, trabajaremos para apoyar el acceso de los más vulnerables y reducir la brecha digital.


20. Fomentamos el intercambio de las mejores prácticas de internacionalización en la educación y la adopción de dichas prácticas a nivel local, nacional e internacional, según corresponda. Apoyamos el avance de la discusión sobre la internacionalización en el nivel K-12, y considerando la pandemia COVID-19, reconocemos el impacto de la internacionalización en casa (prácticas de internacionalización en un país) en la ampliación de las competencias interculturales y globales de los estudiantes y en la provisión de un aprendizaje equitativo. oportunidades y experiencias para todos.

Camino a Seguir

21. Continuaremos trabajando y apoyando el intercambio de conocimientos entre los miembros del G20 en las áreas de continuidad educativa, educación de la primera infancia e internacionalización en la educación para que todos podamos aprender juntos y hacer avanzar nuestros sistemas educativos. También acordamos considerar la colaboración y la investigación futuras para examinar el impacto de COVID-19 en la educación.

22. Extendemos nuestro agradecimiento a la presidencia saudita del G20 por sus decididos esfuerzos y liderazgo. También agradecemos a la Oficina Árabe de Educación para los Estados del Golfo (ABEGS), el Banco Islámico de Desarrollo (IsDB), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Grupo del Banco Mundial (GBM) por sus valiosas contribuciones a nuestro trabajo.

23. Presentaremos este Comunicado a la Cumbre de Líderes del G20 de 2020 y continuaremos nuestra cooperación con la Presidencia del G20 de Italia en 2021 y en adelante.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram