ENERGÍA - Comunicado G20 2020

Reunión de Ministros de Energía del G20 Comunicado 27-28 de septiembre de 2020 Preámbulo 1. Nosotros, los Ministros de Energía del G20, nos reunimos virtualmente el 27 y 28 de septiembre de 2020, en el contexto de los impactos sin precedentes que la pandemia de COVID-19 ha tenido en la economía global, incluidos los mercados de energía. 2. Reconocemos que la crisis actual, además de sus impactos sanitarios, económicos y sociales directos, ha contribuido a la desestabilización de los mercados energéticos mundiales. También observamos los efectos desproporcionados que la pandemia ha tenido en los pueblos y comunidades más vulnerables, lo que subraya la necesidad de garantizar que los esfuerzos de recuperación del sector energético no dejen a nadie atrás. 3. Reconocemos el establecimiento, durante la actual Presidencia, del Grupo voluntario de Enfoque de Energía a corto plazo y los esfuerzos realizados para fomentar la estabilidad y seguridad de los mercados de energía. Reconocemos la importancia de la cooperación internacional para garantizar la resiliencia de los sistemas energéticos que beneficien a todos. También reconocemos los compromisos y las medidas adoptadas por los productores y las acciones tanto de los productores como de los consumidores para estabilizar los mercados energéticos. Reafirmamos nuestro compromiso, asumido en la Reunión Extraordinaria de Ministros de Energía del G20 el 10 de abril de 2020, de "asegurar que el sector energético continúe haciendo una contribución plena y efectiva para superar el COVID-19 e impulsar la posterior recuperación global". En este sentido, destacamos la importancia de los paquetes de estímulo para estimular actividades económicas inclusivas. 4. Recalcamos que los desafíos inmediatos provocados por la pandemia no han empañado nuestra determinación de avanzar nuestros esfuerzos mediante la exploración de una variedad de opciones y utilizando la más amplia variedad de tecnologías y combustibles de acuerdo con el contexto nacional para asegurar un suministro estable e ininterrumpido de energía para lograr el crecimiento económico. Reafirmamos los compromisos de nuestros Líderes contraídos en la Cumbre de Osaka en 2019 para reconocer la importancia de liderar las transiciones energéticas para lograr las "3E+S" (Seguridad energética, Eficiencia económica y Medio ambiente + Seguridad). Tomamos nota de la reafirmación de los compromisos asumidos en Buenos Aires para la plena implementación del Acuerdo de París por aquellos países que eligieron en Buenos Aires implementarlo[1].

Economía circular del carbono (CCE) para sistemas energéticos más limpios y sostenibles 5. Reconocemos que el enfoque CCE es un enfoque holístico, integrado, inclusivo y pragmático para gestionar las emisiones que se puede aplicar reflejando las prioridades y circunstancias del país. Al abarcar la amplia gama de caminos y opciones disponibles, tiene en cuenta las diferentes circunstancias nacionales, mientras se esfuerza por satisfacer nuestras aspiraciones globales compartidas. 6. Construyendo sobre los comentarios anteriores realizados por los Ministros de Energía del G20 en Presidencias pasadas, respaldamos la Plataforma de Economía Circular del Carbono (CCE) y su marco “4R” (Reducir, Reutilizar, Reciclar y Eliminar) al tiempo que reconocemos (Apéndice I) la importancia clave de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, teniendo en cuenta la eficiencia del sistema y las circunstancias nacionales, incluida su dotación de recursos específicos y sus contextos de desarrollo político, económico, ambiental, social y de desarrollo teniendo en cuenta el riesgo, observando: a. Reducir: Disminuir las emisiones de GEI mediante la utilización de tecnologías e innovaciones como la energía renovable y la energía nuclear, mejorar la productividad y la eficiencia energética y gestionar mejor el suministro y el consumo de energía. Reconociendo el papel vital que: La eficiencia energética juega un papel importante en la reducción de la demanda total de energía, evitando el desperdicio de energía y aumentando la productividad energética. Reconocemos los logros de la cooperación del G20 en eficiencia energética y alentaremos la futura colaboración internacional para utilizar plenamente la eficiencia energética potencial[2]; Las energías renovables, como la eólica, solar, hidroeléctrica, geotérmica, marina/oceánica, bioenergía y biocombustibles, son importantes para proporcionar sistemas de energía limpia; La energía nuclear, en el suministro de energía limpia, para quienes optan por utilizarla, así como en la mejora de la seguridad energética. Observamos la importancia de abordar los desafíos que incluyen el desmantelamiento y la disposición final de los desechos radiactivos; b. Reutilización: convertir las emisiones en materia prima industrial útil mediante la implementación de la captura y utilización de carbono (CCU), incluyendo las emisiones a valor (E2V) y el reciclaje de carbono (CR). Observando el potencial de CCU como una tecnología avanzada y más limpia que puede ayudar a mitigar los impactos de las emisiones al capturarlas y reutilizarlas; c. Reciclar: neutralizar las emisiones de carbono a través de procesos naturales y descomposición, incluyendo mediante el uso de fuentes de energía renovables como biocombustibles, bioenergía y portadores de energía como metanol, amoníaco y urea que representan el ciclo natural y el reciclaje; y d. Eliminar: Eliminar las emisiones de la atmósfera y de las industrias e instalaciones pesadas mediante la captura y almacenamiento de carbono (natural y geológico) y la Captura Directa de Aire. 7. Reconocemos el trabajo liderado por el Centro de Estudios e Investigación del Petróleo Rey Abdullah y las valiosas contribuciones de las diversas organizaciones internacionales (Agencia Internacional de Energía, Agencia Internacional de Energía Renovable, Agencia de Energía Nuclear, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, y Global CCS Institute), que detalla las diversas oportunidades que ofrece el enfoque de CCE y sus 4R como se indica en la “Guía de CCE” que podrían considerarse de acuerdo con las circunstancias nacionales. 8. Reconocemos la importancia de acelerar el desarrollo y despliegue de tecnologías innovadoras, escalables y eficientes para promover la energía para todos. Basándose en las opiniones y experiencias de los miembros, el acelerador voluntario de CCE representa un vehículo inclusivo para promover oportunidades relacionadas con las 4R de la CCE. Reconocemos el potencial del hidrógeno como portador de energía limpia como transversal entre las 4R y fortaleceremos la colaboración internacional para avanzar en su desarrollo, uso y difusión. También notamos el papel transversal de la bioenergía y los biocombustibles entre las 4R. 9. Buscaremos, de forma voluntaria, oportunidades para fortalecer aún más la cooperación, la colaboración y las asociaciones, incluidas las que forman parte del Acelerador de CCE, con el apoyo de organizaciones internacionales relevantes y otros foros, entre ellos: la Ministerial de Energía Limpia, el Centro de Eficiencia Energética, Agencia Internacional de Energía, Foro Internacional de Energía, Agencia Internacional de Energía Renovable, Misión Innovación, y el Foro de Países Exportadores de Gas. Seguimos comprometidos con la promoción de inversiones públicas y privadas, financiamiento público y privado innovador, facilitadores de políticas y colaboraciones intersectoriales. 10. Teniendo en cuenta los contextos nacionales y regionales, nos esforzaremos por explorar varias oportunidades, incluida la Plataforma CCE y los programas e iniciativas existentes del G20, para avanzar en las transiciones hacia una energía asequible y confiable para todos. Acceso a la Energía 11. Reconocemos que el acceso a la energía es uno de los requisitos previos fundamentales para el desarrollo económico y social. Si bien acogemos con beneplácito el progreso logrado para garantizar el acceso a energía asequible y confiable para todos, observamos que el mundo no está en camino de lograr el acceso universal a la energía y erradicar los impactos en las comunidades vulnerables y cumplir con nuestros objetivos de desarrollo sostenible. En 2018, aproximadamente 2.800 millones de personas aún no tenían acceso a instalaciones de cocina limpias. Además, casi 800 millones de personas carecen actualmente de acceso a la electrificación y muchas más tienen un acceso limitado o poco fiable. Por lo tanto, reafirmamos nuestro compromiso de trabajar juntos para acelerar la mejora en cocina y electricidad limpias, incluso mediante la adopción e inversión en tecnologías, para garantizar el acceso a la energía lo antes posible. 12. Continuaremos nuestros esfuerzos colectivos para erradicar la pobreza energética y buscaremos asegurar un enfoque inclusivo que aborde el impacto desproporcionado de la pobreza energética en las poblaciones vulnerables, como las personas marginadas y desplazadas, y garantice que las mujeres estén empoderadas para convertirse en participantes activas en la energía mundial. Reafirmamos nuestro compromiso de buscar formas efectivas de mejorar la implementación de los Planes de Acción de Colaboración Voluntaria regionales sobre el acceso a la energía de acuerdo con las circunstancias nacionales. 13. Apoyamos la “Iniciativa del G20 sobre cocina limpia y acceso a la energía” (Apéndice II) y esperamos seguir avanzando de manera significativa en la cocina limpia, el acceso a la energía y la erradicación de la pobreza energética bajo la Presidencia italiana.

Seguridad energética y estabilidad de los mercados 14. Al abordar el impacto de la crisis de COVID-19, reconocemos que la seguridad energética es un factor clave para la actividad económica, un elemento esencial del acceso a la energía y una piedra angular de la estabilidad de los mercados energéticos. Reafirmamos el reconocimiento de los Líderes de Osaka de 2019 de “la importancia de la seguridad energética global como uno de los principios rectores para la transformación de los sistemas energéticos, incluida la resiliencia, la seguridad y el desarrollo de infraestructura y el flujo ininterrumpido de energía de diversas fuentes, proveedores y rutas. "Enfatizamos la necesidad de prevenir interrupciones en el suministro y promover mercados energéticos internacionales abiertos, libres, flexibles, transparentes, competitivos, estables y confiables y destacamos la importancia de la diversificación de fuentes, proveedores y rutas de energía. Apoyamos la “Cooperación en materia de estabilidad de los mercados y seguridad energética del G20” (Apéndice III). 15. Reconocemos los efectos de las recientes reducciones en la inversión y la pérdida de habilidades especializadas como riesgos a la capacidad del sector energético de respaldar una rápida recuperación económica. Continuaremos nuestra colaboración para crear las condiciones para inversiones de capital sostenidas, incluido el refuerzo de las inversiones en innovación y una fuerza laboral capacitada, para respaldar nuestros objetivos comunes de sostenibilidad y seguridad energética a largo plazo y reconstruir el sector energético como parte de nuestro enfoque más amplio. para lograr una recuperación inclusiva.

16. Al duplicar nuestros esfuerzos para fortalecer aún más la seguridad energética y reforzar la estabilidad del mercado, acordamos colaborar en las siguientes áreas: • Mejorar la exhaustividad y la transparencia y explorar la posibilidad de ampliar la cobertura geográfica de sus datos energéticos; Invitamos al Foro Internacional de Energía a perseguir esto en coordinación con los socios de JODI, así como con otras organizaciones internacionales relevantes; • Mejorar la confiabilidad y resiliencia de los sistemas de energía mediante la minimización del riesgo de ataques mediante el uso malintencionado de las TIC; y • Fomentar el diálogo para ayudar a movilizar la inversión pública y privada en diversos sectores energéticos, incluidas tecnologías innovadoras e infraestructura de calidad en consonancia con las circunstancias nacionales, para mejorar la seguridad energética. Reconocemos el papel de los mercados de energía abiertos, flexibles, transparentes, competitivos, estables y confiables, así como de los marcos regulatorios estables, predecibles, necesarios, justos y no discriminatorios para promover la estabilidad del mercado y las inversiones. Invitamos a la Agencia Internacional de Energía, el Foro Internacional de Energía, la Agencia Internacional de Energías Renovables, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, el Foro de Países Exportadores de Gas y otras organizaciones internacionales relevantes a que consideren más a fondo este asunto en su programa de trabajo.

Energy Focus Group 17. Reconocemos el establecimiento del Energy Focus Group (EFG), bajo la presidencia saudita del G20, y los esfuerzos realizados por sus miembros para reequilibrar los mercados energéticos y garantizar su estabilidad y seguridad. El EFG discutió una serie de medidas, incluidos el ajuste de la producción de energía, el seguimiento del consumo y las reservas de suministro y la transparencia de los datos. Su trabajo también destacó la importancia de las inversiones de capital sostenidas para respaldar la seguridad y estabilidad energética global a corto y largo plazo. 18. Nosotros los Ministros de Energía, parte de la EFG: a. Apoyar a las asociaciones de miembros con las medidas desarrolladas y acoger las recomendaciones del EFG (Apéndices IV y V);

b. Extender la invitación al Foro Internacional (IEF) en cooperación con la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), bajo el paraguas de JODI y acuerdo trilateral, para tomar medidas con el objetivo de llenar el vacío en transparencia de datos para una cobertura y análisis de datos energéticos más completos en cooperación con otras organizaciones internacionales y regionales; y

c. Reconocer la intención de los miembros interesados de continuar abordando temas de corto plazo en un enfoque escalonado en un formato liderado por el IEF, abierto a los miembros interesados de forma voluntaria y el IEF proporciona actualizaciones a los Ministros de Energía, así como complementar y presentar, para consideración de análisis a corto plazo relacionados con los trabajos futuros del Grupo de Trabajo de Sostenibilidad Energética (ESWG).

19. Extendemos nuestro agradecimiento a la presidencia saudita del G20 por sus decididos esfuerzos y liderazgo, y continuaremos nuestra cooperación hacia la presidencia italiana del G20 en 2021 y posteriormente.

[1] La posición de la República de Turquía en este sentido se encuentra reflejado en el Comunicado de la Presidencia [2] Tomando nota del trabajo logrado bajo el Programa de Eficiencia Energética y el Hub de Eficiencia Energética, como así también el análisis realizado por organizaciones internacionales como el Benchmark sobre Eficiencia Energética Global, incluyendo el análisis “well to Wheel”.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram