LA SEGUNDA VUELTA EN UCRANIA



El próximo domingo se celebrará el ballotage de las elecciones presidenciales en Ucrania, que enfrentará al actual presidente, Petro Poroshenko, con el outsider que se impuso sorpresivamente en la primera vuelta y es amplio favorito en los últimos sondeos, el comediante Vladimir Zelensky.


Este vasto país de Europa del Este vive altos niveles de conflictividad desde 2014, con la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia y conflictos separatistas en las regiones orientales.


La situación crítica que el país vive hace varios años ha llevado al descrédito del establishment político y al estallido del sistema de partidos. De hecho, la mayoría de las opciones para estos comicios 2019 provino de fórmulas independientes o candidaturas a título personal, incluida la de Poroshenko.


¿Qué caracterizó la historia reciente?

Ucrania tiene pocos años de vida independiente. Desde 1990, cuando se separó de la entonces Unión Soviética en el marco del fin de la Guerra Fría, los distintos gobiernos ucranianos han oscilado entre actitudes más pro-rusas y otras más pro-europeas.

A medida que los diferentes países del bloque comunista y el espacio soviético se iban incorporando a la Unión Europea y/o la OTAN, muchos ucranianos comenzaron a inclinarse en la misma dirección -sobre todo los jóvenes-. Esto entró en conflicto directo con los intereses rusos, donde Ucrania es parte de su “cinturón protector” fundamental frente a las injerencias extranjeras.


¿Quién gobierna hasta ahora?

Luego de las protestas populares que echaron al presidente pro-ruso Víktor Yanukóvich, Petro Poroshenko llegó al poder en 2014 con amplio apoyo popular. Desde entonces su gobierno tuvo que hacer frente a las presiones por la incorporación de Ucrania a la OTAN y la entrada a la Unión Europea, sumado al intenso conflicto interno con los separatistas en las provincias (oblasts) del este y la crisis de Crimea.


¿En qué contexto económico se vota?

La economía del país ha tenido un desempeño irregular y actualmente se sometió a un plan de reestructuración de deuda del FMI. Apenas un mes antes de las elecciones de marzo, ejecutivos del organismo estaban visitando Kiev por negociaciones de desembolsos y monitoreo de rendimiento económico.


¿Quién rompió el escenario tradicional?

Quien entró a la segunda vuelta fue Vladimir Zelensky, un conocido comediante. Curiosamente, en sus interpretaciones de humor político Zelensky había personificado al propio Poroshenko. El contrincante se presenta por una nueva plataforma independiente, Servidor del Pueblo.


Julia Tymoshenko, figura importante de la política ucraniana de los últimos 15 años y apodada “la Juana de Arco ucraniana”, obtuvo el tercer lugar.


¿Qué propone Zelensky?

Las posiciones políticas de Zelensky son contundentes: Ucrania debe acercarse a Occidente, y eso implica que para 2024 Ucrania pueda entrar en tanto la OTAN como la Unión Europea. Promete una reforma integral del sistema judicial y volver a posicionar a Ucrania como polo atractivo para las inversiones, que desde el conflicto con Rusia se han mostrado esquivas al país europeo.


En ese sentido, se ha negado a reconocer cualquier autonomía de las regiones separatistas del este de Ucrania, tildando a los rebeldes de “títeres rusos”. Y respecto de Crimea, postuló que solo será posible recuperarla cuando haya un cambio de régimen .


¿Cómo llegan los candidatos?

En la primera vuelta, Zelensky duplicó en porcentaje a Poroshenko, 30 a 15 puntos. Desde entonces, el actual presidente intentó captar al electorado que votó por las demás alternativas y arremetió contra la figura del comediante. Se orquestó un debate presidencial al que Zelensky no asistió, lo que le permitió a Poroshenko tildarle de “poco serio”.


Faltando una semana para la segunda vuelta, el instituto KIIS publicó una encuesta que le daba a Zelensky un abrumador 72% de los votos, mientras que Poroshenko apenas pasaba el 25%.


Sin embargo se mantiene un contexto de cierta incertidumbre general, pues los demás candidatos de la primera vuelta han evitado dar su apoyo por cualquiera de los dos finalistas, incluida Tymoshenko.


¿Por qué la elección importa en el exterior?

Naturalmente, Rusia sigue de cerca el desarrollo de los comicios de su vecino. Moscú observa con preocupación que los dos candidatos que pasaron a segunda vuelta distan mucho de ser pro-rusos.


Además, las elecciones en Ucrania están en la agenda de los europeos que en un mes votarán en forma mancomunada para el europarlamento. En los últimos cinco años, la cuestión ucraniana junto con la crisis migratoria del Mar Mediterráneo, han estado entre las máximas preocupaciones de seguridad de los gobiernos y la sociedad civil de todo el Viejo Continente.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram