LAS ELECCIONES EN BOLIVIA 2019

Actualizado: 6 de nov de 2019



Unos 7,3 millones de bolivianos están convocados a votar el próximo 20 de octubre en unas elecciones generales en las que el presidente Evo Morales buscará su cuarto mandato consecutivo, después de perder un referéndum para habilitar una nueva reelección pero asegurarse ese derecho a través del Tribunal Supremo de Justicia.


Morales (Movimiento al Socialismo) competirá con una oposición fragmentada en ocho candidatos, de los cuales los dos con más posibilidades son el expresidente Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) y Oscar Ortiz (Bolivia Dice No), a quienes aventaja en las encuestas, aunque pueden derrotarlo en un ballotage el 15 de diciembre próximo, si el presidente no supera en primera vuelta el 50% o bien el 40% con diferencia de 10 puntos sobre el segundo.


El líder aymara es el jefe de Estado que más años ha gobernado consecutivamente Bolivia (2006) y es el que lleva más tiempo en el poder en América Latina.


¿Qué se elige en estos comicios?

Además de presidente y vicepresidente, se eligen 352 cargos nacionales, 9 representantes ante organismos del exterior, y se renueva la totalidad de la Asamblea Legislativa Plurinacional. El legislativo bicameral cuenta con 36 senadores (Cámara Alta) y 130 diputados (Cámara Baja). Actualmente el partido de gobierno (MAS) tiene más de dos tercios de las bancas en ambas cámaras.


¿Hace cuánto gobierna Evo Morales?

Morales (59 años) llegó a la presidencia hace 14 años, en enero de 2006, tras imponerse en primera vuelta al derechista Jorge Quiroga (54 a 29%), con Álvaro García Linera (47) en la fórmula, el mismo vicepresidente que lo acompaña hasta hoy en el poder y como candidato para el periodo 2020-25.


En febrero de 2009, entró en vigencia la nueva Constitución, aprobada en referéndum (90% de participación y 61% de aprobación), y al final de ese año Morales consiguió su reelección, con el 64% de los votos que le dieron su primer mandato constitucional bajo la nueva carta.


En 2014, Morales fue reelecto para su segundo mandato bajo la nueva Constitución (con 61% de los votos), otra vez frente a una oposición fragmentada cuyo principal candidato rondó el 25%, como en 2009.


¿Qué cambios trajo la Constitución?

La nueva Constitución instituyó un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, autonómico y descentralizado, independiente, soberano, democrático e intercultural”.


En Bolivia, la democracia se ejerce de forma directa y participativa (referéndum, iniciativa ciudadana, revocatoria de mandato, asamblea y cabildo); representativa (elecciones) y comunitaria (elección, designación o nominación de autoridades por normas y procedimientos propios de pueblos y naciones indígenas originarias).

El modelo económico boliviano aprobado es plural, constituido por tres formas de organización económica (comunitaria, estatal y privada) con igualdad jurídica ante la ley. El Estado Plurinacional Comunitario tiene como máximo valor al ser humano.


¿Por qué Morales puede aspirar a otro mandato?

En 2016, la mayoría de los bolivianos rechazó en un referéndum por estrecho margen (51,3% a 48,7%) la posibilidad de que Morales fuese habilitado para una nueva reelección, aunque la Constitución se lo impedía. Pero en 2017, el presidente acudió al Tribunal Constitucional, que avaló su “derecho humano” a presentarse nuevamente a elecciones, un fallo que confirmó el Tribunal Electoral.


El fallo, rechazado por el conjunto de la oposición y por la influyente Central Obrera Boliviana (COB), también benefició al actual vicepresidente, Álvaro García Linera, y a 154 legisladores, 9 gobernadores, 339 alcaldes y 3500 concejales y consejeros, de los más de 3500 distritos electorales de los nueve departamentos del país.


¿Quiénes desafían a Morales?

Los principales candidatos opositores son el periodista y expresidente entre 2003 y 2005 Carlos Mesa (66 años), de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), y Oscar Ortiz (50), de Bolivia dice No, quienes junto con Morales concentran dos tercios de la intención de voto en las encuestas, aunque los indecisos llegan al 15% y los dispuestos a votar en blanco o nulo, al 10%.


También participan el gobernador de La Paz, Félix Patzi (Movimiento Tercer Sistema), el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas (Unidad Cívica Solidaridad), Virgilio Lema (Movimiento Nacionalista Revolucionario), el pastor evangélico Chi Hyun Chung (Partido Demócrata Cristiano), Israel Franklin Rodríguez (Frente Para la Victoria) y Ruth Nina (PAN), la única mujer de la lista.


La candidatura de Morales es más fuerte en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, El Beni y Pando, mientras las opositoras lo son en Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca.


¿Cómo surgieron los candidatos?

Todos surgieron de elecciones primarias, las primeras de la historia el país, en las que el MAS tuvo un 40% de participación, mientras los partidos opositores, que las boicotearon por haber candidaturas únicas en todas las fuerzas, promediaron el 5%.


El padrón electoral aumentó significativamente en los últimos años, hasta alcanzar los más de 7,3 millones de ciudadanos, contra los 5,9 millones de 2012.


¿Cuál es el contexto económico social?

El PIB boliviano crecerá más del 4% en 2019, según las previsiones, pero los economistas liberales opositores advierten sobre dos problemas estructurales de la economía: el déficit comercial, que este año llegará a los 2 mil millones de dólares, agravado por la caída de los precios del gas que exporta Bolivia, y el déficit fiscal, el más alto de la región, de 8,1% en 2018.


La medida clave de la era Morales fue la nacionalización de los hidrocarburos, en 2006, después de lo cual el país inició una etapa inédita de crecimiento económico sostenido. El PIB se cuadriplicó (pasó de 9 mil millones a 40 mil millones de dólares) y mejoraron los indicadores sociales (la pobreza cayó al 35% y la extrema al 17%), aunque mantiene más de un tercio de la economía en manos del Estado.


Según datos oficiales y de la CEPAL, la transformación económico social de Bolivia bajo los 14 años de gobierno de Evo Morales se resumen en un crecimiento anual promedio del PIB de 4-5%, una participación del consumo que se duplicó (del 3% al 6% del PIB), la duplicación también de las reservas (U$S hasta 12 mil millones) y una baja deuda externa (21% del PIB).


Recientemente, la imagen política de Morales se vio afectada por los incendios forestales en la región de Chiquitania (entre el Gran Chaco y la Amazonia), que consumieron más de medio millón de hectáreas, obligaron a suspender la campaña electoral, a pedir ayuda internacional y que generaron críticas de organizaciones ambientalistas por lo que consideraron fue una lenta reacción del gobierno.


¿Qué postula Morales?

Morales pide a los bolivianos que apoyen la continuidad de lo que llama “Proceso de Cambio”, con un mayor impulso a la actividad hidrocarburífera esta vez combinada con una mayor desarrollo agrícola, para extender la estabilidad económica y social que caracterizó su gestión desde 2006 y evitar volver a un modelo neoliberal.


¿Qué propone la oposición?

Los candidatos opositores con mayores posibilidades de imponerse a Morales en un ballottage reivindican la necesidad de cortar lo que consideran un régimen político autoritario, favorecido por una bonanza de precios internacionales que difícilmente se repetirá, y darle mayor protagonismo al sector privado dejándole al Estado sólo un papel de regulador de la economía, aunque sin reprivatizar empresas.


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram