70 aniversario de la OTAN

El 4 de abril de 1949, hace 70 años, una docena de países liderados indiscutiblemente por la potencia occidental triunfadora de la II Guerra Mundial, los Estados Unidos, firmó en Washington el Tratado del Atlántico Norte y dio vida a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).


Pero esta alianza de defensa y seguridad internacional, que fue crucial en el período de la Guerra Fría (1947-91) y disfrutó después una tranquila hegemonía, entró ahora en una tercera etapa histórica marcada por el desprecio del multilateralismo de parte del propio Estados Unidos, bajo la Administración Trump, por el regreso de una Rusia otra vez desafiante y por el ascenso y proyección de China como poder militar.


Aunque se trata de la mayor potencia militar global, Washington se niega ahora a mantener el papel de garante principal y excluyente de la seguridad occidental, sin llegar a dejar la OTAN, para la que demanda en cambio un financiamiento más igualitario entre sus socios. Todos habían prometido aportar el 2% del PIB para 2024.


¿Qué originó la OTAN?

En esencia, Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Islandia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y el Reino Unido establecieron un acuerdo permanente para responder de manera conjunta ante un eventual ataque externo, básicamente desde el bloque liderado por la Unión Soviética.

En los 90, intervino en la Guerra de los Balcanes para frenar la limpieza étnica entre serbios, croatas, bosnios y albanos. Después, desde 2001, la amenaza principal para el bloque resultó el terrorismo de raíz islámica, que la llevó a intervenir en Medio Oriente (Afganistán), en este caso con resultados discutidos.


¿En qué contexto surgió?

La OTAN es hija directa de la Guerra Fría. Durante la segunda mitad del siglo XX, el mundo se estructuró en torno a la competencia entre los bloques capitalista y comunista, liderados por Estados Unidos y la Unión Soviética, respectivamente.


Sobre todo en sus comienzos (1945-1953), se asumió que la Guerra Fría se libraría en Europa, donde Occidente temía un avance de los soviéticos desde el Este. Así, la Administración del presidente Harry Truman impulsó la creación de la OTAN como el brazo militar de su doctrina de contención del comunismo.


¿Cómo respondió el bloque soviético?

Una de las lógicas más relevantes de la Guerra Fría fue el juego de espejos, que consistía en que cada bando respondiera recíprocamente ante las iniciativas del otro (el desarrollo atómico, la carrera espacial y la cooperación económica son ejemplos de ello). La OTAN llevó a la creación de su contraparte, el Pacto de Varsovia, en 1955.


¿Quiénes fueron sus primeros miembros?

Además de Estados Unidos y Canadá, varios países de Europa Occidental fundaron la OTAN: Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Islandia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y Reino Unido. A esos 12 miembros, se sumaron Grecia, Turquía y la entonces Alemania Occidental en la década del 50.

Más adelante, se incorporó la España democratizada. Notablemente Francia se retiró en 1966 bajo la presidencia de Charles de Gaulle, siempre reacio al predominio estadounidense, pero retornó en 2009, bajo Nicolás Sarkozy, en el marco del 60° aniversario de la alianza.


¿Qué cambios dejó el final de la Guerra Fría?

En el marco de la caída del régimen comunista y la disolución de la Unión Soviética, el Pacto de Varsovia se disolvió en 1991, lo que permitió a la OTAN ampliar se hacia el Este. En 1999 se incorporaron Hungría, Polonia y República Checa. Le siguieron Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania y Rumania cinco años después. En los últimos 10 años, la alianza se consolidó con Croacia, Albania y Montenegro. Siete décadas después de su creación, la OTAN suma 29 miembros.


Fuente: El Orden Mundial en el Siglo XXI


¿Cómo cambió la actitud de EEUU con Trump?

Desde su asunción, la administración de Donald Trump procuró la retirada de Estados Unidos de los diversos espacios multilaterales de los que históricamente había sido protagonista e impulsor. Desde el comienzo, criticó abiertamente a los tradicionales aliados de Washington -como Europa Occidental, Japón y Corea del Sur-, y les exigió una mayor contribución (en dinero y en tropas) al esfuerzo militar de Washington.


¿Cómo evolucionó la Alianza en ese giro?

Ello se vio reflejado claramente en las cumbres de la OTAN de 2017 y 2018 en Bruselas, donde Trump les achacó a sus socios no compartir los costos de la Alianza, a pesar de recibir los beneficios de la protección de la seguridad colectiva.


El líder de la mayor potencia militar global redobló la apuesta exigiendo un aumento del gasto en defensa al 4% (en la última década ha bajado de tres a poco más de dos puntos en promedio). “El dinero es importante, pero la solidaridad lo es más. Que EEUU aprecie a sus amigos, porque no tiene muchos”, replicó Bruselas en 2018.


¿Qué se espera en este 70 aniversario?

Esta cumbre de la OTAN estará marcada por un Estados Unidos exigente con sus socios, una Alemania reticente a aumentar sus gastos y el resto de los miembros de la alianza que insisten en renovada “amenaza rusa” en la era Putin, mientras miran de reojo el rearme de China.


¿Cuál es la prioridad de la OTAN hoy?

Hoy, la mayor alianza militar global lidia en primera línea con la recuperación del espíritu militar antagonista de Rusia, según se ha visto tanto en las crisis de Ucrania y Siria, como en el despliegue de misiles de largo alcance con el que desconoce los antiguos tratados de desarme pos Guerra Fría con Estados Unidos, sin descontar, más recientemente, las tensiones en torno a la crisis de Venezuela.


¿Quién será el socio número 30 si se amplía?

Georgia, Macedonia del Norte y Bosnia y Herzegovina hace tiempo ya consideran unirse. Además, desde la Crisis de Crimea en 2014, Ucrania, Suecia y Finlandia han debatido su futura incorporación. También se ha ponderado a Austria, Irlanda, Chipre o Malta, miembros de la UE y socios cercanos de Estados Unidos.


¿Puede haber países no europeos?

De acuerdo con el artículo 3 del Tratado, sólo países europeos pueden sumarse a la OTAN. No obstante, Afganistán, Australia, Irak, Japón, Corea del Sur, Mongolia, Nueva Zelanda y Pakistán son “socios globales” de la organización. La última incorporación fue recientemente Colombia, el primer país latinoamericano en obtener dicho estatus.


De manera más general, hay una serie de “aliados importantes extra OTAN” definidos por Estados Unidos: Egipto, Israel, Jordania, Bahrein, Filipinas, Tailandia, Taiwán, Kuwait, Marruecos y Túnez. Argentina también lo es desde 1998.


¿Cómo funciona la OTAN?

El órgano más importante es el Consejo del Atlántico Norte, con representantes permanentes de todos los miembros de la organización. En su sede en Bruselas se reúne semanalmente y tiene la capacidad de decisión máxima. Además, tiene un Secretario General, que ha sido hasta el momento siempre de origen europeo.


En paralelo a esta estructura funcional está la militar, encabezada por el Comandante Supremo Aliado en Europa, que ha sido hasta el momento siempre de origen estadounidense. Por último, desde 2003 opera un Mando Aliado de Transformación para cuestiones de cooperación, educación y pensamiento estratégico, típicamente encabezado por un militar francés.


¿Dónde intervino la OTAN?

Las primeras participaciones a gran escala de la OTAN fueron entre 1995 y 1999 en los Balcanes, producto de la guerra en Bosnia y Herzegovina y de los ataques de Yugoslavia contra la región de Kosovo, respectivamente.


En 2001, como consecuencia de los atentados del 11 de septiembre, Estados Unidos se convirtió en el primer y único caso de una activación formal del artículo 5, que invoca la respuesta colectiva de todos sus miembros en apoyo del país atacado. Así, la OTAN intervino en Afganistán hasta 2014. En los últimos años la organización hizo operaciones de asistencia, seguridad o entrenamiento en Afganistán, Irak, Kosovo, el Mediterráneo, Libia, Somalia, Sudán, Macedonia y Pakistán.


¿Con qué otras alianzas de defensa coexiste?

Encontramos en el siglo XXI diversas estructuras regionales de defensa. En África existen el Consejo para la Paz y la Seguridad en África Central (COPAX) y el Grupo de Monitoreo de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOMOG).


En América, encontramos el Sistema Regional de Seguridad (SRS) en el Caribe, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y el Consejo de Defensa Suramericano (dentro de la UNASUR).


En el espacio de Asia y Oceanía, los más relevantes son el ANZUS (alianza entre Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos), la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC, entre Rusia y otras ex repúblicas soviéticas) y la Fuerza del Escudo de la Península (el brazo armado del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo).

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram