LAS ELECCIONES EN POLONIA 2019



Polonia celebrará el próximo domingo 13 de octubre unas elecciones generales en las que cerca de 30 millones de ciudadanos podrán elegir los cargos parlamentarios que formarán gobierno por los próximos cuatro años, en un contexto político signado por la hegemonía del partido Ley y Justicia, favorito en las encuestas previas.


¿Cómo funciona el sistema político?


Desde hace 30 años Polonia es una democracia multipartidista con un modelo parlamentario. El legislativo se divide en el Sejm (cámara baja, 630 bancas) y el Senado (cámara alta, 100 bancas). Las 16 provincias que componen el país europeo están en buena medida controladas por el gobierno central.


A pesar de que el sistema de partidos polaco no es muy fragmentado, la volatilidad de los primeros ministros es alta: salvo por Donald Tusk (2007-2014), ninguno alcanzó los cuatro años de gestión. El encargado de nombrar y remover al premier polaco es el presidente (electo cada cinco años), por lo que el color político de la presidencia es determinante en la presión que recae sobre el primer ministro.


¿Cómo fue el gobierno de Ley y Justicia?


En 2015, por primera vez desde la transición democrática, un partido logró mayoría propia en el Sejm. La coalición de Ley y Justicia (PiS) alcanzó 240 escaños en la cámara baja y 61 en el Senado, lo que le dio la posibilidad de gobernar en soledad al partido comandado por Jarosław Kaczyński (70) desde 2003.


Las ideas de PiS combinan conservadurismo político y nacionalismo económico con una fuerte impronta católica y sensibilidad por los sectores agrarios. A pesar de no ser un partido marcadamente euroescéptico, ha tenido posturas disonantes con el resto de la Unión Europa, como frente a las políticas migratorias del último lustro.


La plataforma de Kaczyński hace casi dos décadas impulsa una “revolución moral” en Polonia que instaure una Cuarta República, alegando que la actual está atravesada por elementos de la época comunista.


¿Qué fuerzas compiten en estas elecciones?


El partido de gobierno, Ley y Justicia, aspira a retener el poder a sabiendas de que su histórico líder, Kaczyński, está dando un paso al costado por su delicada salud. Tal es la presencia del viejo líder en la escena pública que aún no está claro quién asumiría como primer ministro. Tres son las principales opciones: Mateusz Morawiecki, actual primer ministro, Zbigniew Ziobro, el ministro de Justicia, Joachim Brudziński, ex ministro del Interior y actual eurodiputado.


La mayoría de la oposición se ha unido bajo la Coalición Cívica (KO), una plataforma electoral que abarca partidos de centro, izquierda moderada y hasta los verdes. En las últimas elecciones locales la KO salió segunda frente a PiS, pero se hizo con las grandes ciudades. La diputada Małgorzata Kidawa-Błońska es la candidata por este frente.


Además, compiten la coalición Lewica (La Izquierda), que agrupa distintos partidos liderados por Włodzimierz Czarzasty, y dos opciones antisistema: el partido de extrema derecha Confederación, liderado por Janusz Korwin-Mikke; y la derechista Coalición Polaca, que tiene como figura llamativa al ex músico de punk Paweł Kukiz.


¿Cuál es el contexto socioeconómico?


La transformación de la economía polaca en los últimos 15 años ha sido notoria. Particularmente bajo los gobiernos de Ley y Justicia, el Estado tomó las riendas del sector bancario, energético, minero y químico. Se reemplazaron todos los cargos e instituciones remanentes de la etapa comunista, y modernizó la burocracia estatal.


Hace 25 años la economía polaca crece a una tasa de más del 4% anual, disminuyendo a su vez los índices de desigualdad. Hoy, los altos niveles de consumo y la consolidación de una industria local la constituyen como el país más dinámico de la Unión Europea (UE).


El desafío más importante para sostener este rendimiento es la población: a pesar de tener índices de natalidad más altos que sus vecinos de Europa Occidental, el ingreso al bloque comunitario implicó una emigración de dos millones de polacos al resto de los miembros de la UE.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram