top of page

“¿Qué es el Sur Global?”, por Joseph Nye

El término “Sur Global” se utiliza constantemente. Por ejemplo, algunos comentaristas advierten que la incursión de Israel en Gaza está “alienando al Sur Global”, y a menudo escuchamos que el “Sur Global” quiere un alto el fuego en Ucrania. Pero, ¿qué quiere decir la gente cuando lo usa?



Geográficamente, el término se refiere a los 32 países que se encuentran debajo del ecuador (en el hemisferio sur), en contraste con los 54 países que se encuentran completamente al norte de él. Sin embargo, a menudo se utiliza de manera engañosa como abreviatura de mayoría global, a pesar de que la mayor parte de la población mundial está por encima del ecuador (al igual que la mayor parte de la masa terrestre del mundo). Por ejemplo, a menudo escuchamos que India, el país más poblado del mundo, y China, el segundo más poblado, están compitiendo por el liderazgo del Sur Global, y ambos han celebrado recientemente conferencias diplomáticas con ese propósito. Sin embargo, ambos están en el hemisferio norte.


El término, entonces, es más un eslogan político que una descripción precisa del mundo. En este sentido, parece haber ganado fuerza como eufemismo para reemplazar términos menos aceptables. Durante la Guerra Fría, se decía que los países que no estaban alineados ni con los bloques de Estados Unidos ni con la Unión Soviética pertenecían al “Tercer Mundo”. Los países no alineados celebraron su propia conferencia en Bandung, Indonesia, en 1955, y todavía hay 120 países que constituyen un movimiento no alineado débil en la actualidad.


Sin embargo, con la desaparición de la Unión Soviética en 1991, la idea de un Tercer Mundo no alineado ya no tenía mucho sentido. Durante un tiempo, se volvió común referirse a “países menos desarrollados”. Pero ese término tenía un tono peyorativo, por lo que pronto la gente empezó a referirse a “países en desarrollo”.


Aunque ese término tiene sus propios problemas (después de todo, no todos los países de bajos ingresos se están desarrollando), resultó útil en el contexto de la diplomacia de las Naciones Unidas. El Grupo de los 77 (G77) comprende ahora 135 países y existe para promover sus intereses económicos colectivos. Sin embargo, fuera del contexto de la ONU, hay demasiadas diferencias entre los miembros para que la organización desempeñe un papel significativo.


Otro término que se ha puesto de moda es el de “mercados emergentes”, que se refiere a países como India, México, Rusia, Pakistán, Arabia Saudita, China, Brasil y algunos otros. En 2001, Jim O'Neill, entonces director gerente de Goldman Sachs, acuñó el acrónimo BRIC en un artículo que identificaba a Brasil, Rusia, India y China como economías emergentes con alto potencial de crecimiento. Aunque estaba ofreciendo análisis de inversiones, algunos líderes políticos, incluido el presidente ruso Vladimir Putin, aprovecharon el grupo como una posible plataforma diplomática para contrarrestar la influencia global estadounidense.


Después de una serie de reuniones, la primera cumbre BRIC se celebró en Ekaterimburgo, Rusia, en 2009. Con la incorporación de Sudáfrica al año siguiente, el grupo se convirtió en BRICS. Luego, en la 15.ª cumbre de los BRICS en agosto pasado, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, anunció que seis países de mercados emergentes (Argentina, Egipto, Etiopía, Irán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos) se unirían al bloque el 1 de enero de 2024.


Desde que se convirtió en un organismo de celebración de conferencias, a menudo se ha considerado que los BRICS representan al Sur Global. Pero, nuevamente, Brasil y Sudáfrica (y ahora Argentina) son los únicos miembros del hemisferio sur, e incluso como reemplazo político del Tercer Mundo, los BRICS están bastante limitados conceptual y organizativamente. Si bien algunos de sus miembros son democracias, la mayoría son autocracias y muchos tienen conflictos continuos entre sí.


Por ejemplo, India y China se han peleado por una frontera en disputa en el Himalaya; Etiopía y Egipto tienen disputas por el agua del río Nilo; y Arabia Saudita e Irán son competidores por la influencia estratégica en el Golfo Pérsico. Además, la participación rusa convierte en una burla cualquier pretensión de representar al Sur Global.


El principal valor del término es diplomático. Aunque China es un país de ingresos medios en el hemisferio norte que compite con Estados Unidos por la influencia global, le gusta describirse a sí mismo como un país en desarrollo que desempeña un importante papel de liderazgo dentro del Sur Global.


Aun así, en conversaciones con académicos chinos durante un viaje reciente a Beijing, encontré diferencias entre ellos. Algunos vieron el término como una herramienta política útil; otros sugirieron que una terminología más precisa dividiría el mundo en países de ingresos altos, medios y bajos. Pero incluso entonces, no todos los países de bajos ingresos tienen los mismos intereses o prioridades. Somalia y Honduras, por ejemplo, tienen problemas muy diferentes.


Para los periodistas y políticos, la terminología de ingresos altos, medios y bajos no sale fácilmente de la lengua ni encaja bien en los titulares. A falta de una taquigrafía alternativa, seguirán confiando en el “Sur Global”. Pero cualquiera que esté interesado en una descripción más precisa del mundo debería tener cuidado con un término tan engañoso.


Publicado el 06/11/2023 por Joseph Nye en Project Syndicate

Comments


bottom of page