La apertura del mercado de limones de los Estados Unidos



El acceso de limones de Argentina a los Estados Unidos

1)¿Por qué no se venden limones frescos procedentes de Argentina en el mercado de Estados Unidos?

El 15 de junio del año 2000 la Argentina fue autorizada a exportar limones frescos hacia los Estados Unidos. Sin embargo, algunos productores de limones del Estado de California presentaron una demanda judicial contra el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) por haber autorizado dicha importación. El Juez del Distrito Este de California estuvo de acuerdo con la posición de los productores y suspendió el comercio de limones en agosto del 2001, 13 meses después de haber sido otorgado el permiso de importación.

Argentina es el principal productor mundial de limones (1,3 millones de toneladas estimadas para 2011/12) y por lo tanto, los productores del estado de California, responsables del 96% de la producción estadounidense de limones (0,832 millones de toneladas), temen que las exportaciones de Argentina resulten en una caída del precio interno del limón durante el verano, época de mayores precios debido a una reducción en la oferta de los Estados Unidos.

2)¿La importación de limones frescos de Argentina perjudicará a los productores estadounidenses?

No. Si bien Argentina es el principal productor de limones en todo el mundo, el 75% de nuestra producción se procesa en el país para producir jugo, aceite y cáscaras, y tan sólo un 20% de la producción se exporta a más de 60 países de todo el mundo, lo que significa que solo un limitado volumen de limones de alta calidad podría destinarse al mercado estadounidense.

Además, las exportaciones de Argentina serían de contra estación (julio-septiembre) cuando la producción y comercialización de limones de Estados Unidos se encuentra en su nivel más bajo.

Como se evidencia en el siguiente gráfico, Estados Unidos es un exportador neto de limones, tanto en volumen como en valor (93.000 toneladas métricas y US$115 millones de dólares en 2011) y estas exportaciones ocurren durante la temporada de producción en EE.UU. (de noviembre a mayo del año siguiente). En cambio, las importaciones registran mayor volumen entre junio y octubre, lo que demuestra que la exportación y la producción de limones se caracterizan por ser a contra estación.


También es importante señalar que el aumento en el consumo de limones en EE.UU sobrepasó los niveles de producción nacional, lo que necesariamente llevó al país a recurrir a la importación para complementar su oferta interna, sobre todo desde México y Chile (en 2011 EE.UU. importó $35 millones de dólares y 52.500 toneladas métricas de limones). Por lo tanto, lo más probable es que Argentina, una vez autorizada la importación, deba competir con otros proveedores del mercado estadounidense durante los 2-3 meses del período de comercialización.



Finalmente, la ausencia de daño a los productores estadounidenses fue demostrado por el USDA, en el análisis de impacto económico que publicó antes de autorizar la importación de nuestros limones en el 2000, en el que concluyó que la importación de limones de Argentina “no tendría un impacto económico significativo sobre los pequeños productores” [1]

3)¿Qué está haciendo Argentina para aliviar las inquietudes de los productores de Estados Unidos?

A pesar de que nuestras exportaciones competirían con otros proveedores durante los meses de verano, ante las preocupaciones expresadas en el pasado por productores de limones de California, hemos iniciado un diálogo con el fin de desarrollar actividades conjuntas de comercialización y promoción con el objetivo de aumentar el consumo per cápita de limones frescos en EE.UU.

Como se mencionó anteriormente, nuestra industria considera que existe una oportunidad para comercializar volúmenes limitados de limones de alta calidad en el mercado estadounidense durante la temporada de verano. En este sentido, la industria argentina ya puso en práctica una estrategia de marketing en 2009, cuando creó el sello de calidad “All Lemon – Tested & Certified for Export”, con el fin de garantizar la calidad del producto y evitar una reducción de precios en los mercados de exportación. En última instancia, el objetivo de largo plazo de nuestros productores coincide con el de los productores de California que es el de diversificar los mercados y asegurar el bienestar de nuestros productores.

¿Acaso la importación de limones de Argentina representa un riesgo para la entrada de plagas o enfermedades?

El Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA / APHIS) y su homólogo de Argentina (SENASA) han colaborado desde el año 2005 para asegurar que la importación de limones argentinos cumpla con todos los requisitos establecidos por los Estados Unidos.

El protocolo que eventualmente autorizará las importaciones se basa en un exhaustivo Análisis de Riesgo de Plagas (ARP) y un enfoque integrado que comprende una rigurosa protección para evitar la entrada de cualquier plaga o enfermedad. Este sistema de medidas superpuestas será suficiente para permitir la exportación de limones a todo el territorio estadounidense con un riesgo insignificante, y sin que suscite preocupaciones por parte de los productores nacionales.

Como una garantía adicional, la autoridad sanitaria argentina está dispuesta a aceptar, como lo hizo en el 2000, una distribución geográfica limitada de nuestros limones que excluya como destino de nuestras exportaciones a los principales estados productores de cítricos, es decir: Arizona, California, Florida, Louisiana y Texas.

¿Por qué debería autorizarse la importación de limones de Argentina al mercado de los EE.UU.?

PUESTOS DE TRABAJO: En la actual coyuntura económica, el argumento más persuasivo probablemente se relaciona con la generación de empleos

El interes de Argentina es claro ya que el acceso al mercado estadounidense promoverá el desarrollo económico en el noroeste de Argentina, donde la industria de limones es una de las principales fuentes de trabajo.

Sin embargo, este es un argumento contundente también para los Estados Unidos. Aunque el valor comercial de las importaciones estará alrededor de $10 – $15 millones al año, la importación de limones argentinos se traducirá en un incremento de la actividad económica en EE.UU., especialmente para el sector del transporte, puertos, importadores, distribuidores, restaurantes y supermercados. Además, los consumidores también se beneficiarán debido a la disponibilidad de productos de alta calidad cuando la oferta en el mercado de los Estados Unidos es limitada.

¿Existe alguna ventaja adicional para Estados Unidos si autoriza la importación de limones frescos de Argentina?

Argentina y EE.UU. son exportadores netos de productos agropecuarios, incluyendo limones. Para evitar que el acceso de nuestros productos en terceros mercados sea restringido debido a barreras injustificadas, es necesario basar nuestras decisiones comerciales en fundamentos científicos y en la aplicación de normas internacionales en materia de sanidad animal y vegetal. Esta base científica no sólo es exigida en virtud del Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio, sino que también es un compromiso que ambos países compartimos.

Fuente: Embajada Argentina en Washington

Traducción al español del trabajo realizado por la Embajada de la República Argentina en los Estados Unidos de América destinado a la administración de los Estados Unidos.

[1] “Importation of Grapefruit, Lemons and Oranges from Argentina”, Federal Register/Vol. 65, No. 116, 15 de junio de 2000 (p. 37667).


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram