EL MOVIMIENTO “LAS SARDINAS” EN ITALIA




Europa experimenta un fuerte avance de los movimientos y partidos políticos xenófobos, racistas, reaccionarios y eurófobos, en especial desde la crisis de la eurozona en 2010.


Con discursos estridentes desde la oposición (Francia) y políticas contundentes desde el gobierno (Hungría), estas corrientes apuntan a desarticular las bases institucionales de los últimos 70 años de convivencia europea.


Sin embargo, asoman ya otros nuevos movimientos que están dispuestos a defender los logros de la Nueva Europa.


Uno de ellos es “Las Sardinas” en Italia. El 14 de noviembre de 2019, casi 15.000 personas se manifestaron en una plaza en Bolonia contra la campaña electoral del partido de extrema derecha La Liga.


Lo que comenzó como una iniciativa estudiantil, a través de las redes sociales logró aglutinar a distintas generaciones en las principales ciudades italianas en muy poco tiempo.


¿De qué se trata el movimiento?

El movimiento de “Las Sardinas”, denominado así por el amontonamiento de los manifestantes en reducidos espacios públicos, se posiciona como una postergada respuesta colectiva a años de xenofobia, racismo y clasismo de los partidos de derecha italianos.


Les preocupan especialmente los derechos humanos, los derechos de los migrantes y la lucha contra el discurso del odio. Se presentan, sin banderas políticas, en distintos espacios públicos y centros de reunión de grandes centros urbanos de Italia, donde cantan como mantra “Bella Ciao”, la canción antifascista de los partisanos de la Segunda Guerra Mundial.


Tras varias semanas de protestas con gran efecto multiplicador en toda Italia y el exterior, el movimiento de Las Sardinas se erige como todo un símbolo de los italianos cosmopolitas que buscan soluciones institucionales y de izquierda moderada a los problemas de su país.


A futuro, el colectivo se enfrenta al desafío de pasar de la respuesta a la propuesta si quiere trascender, sobre todo en camino a las elecciones generales de 2023.


¿Qué ocurrió en la política italiana recientemente?

Las elecciones generales de 2018 arrojaron un resultado de tercios entre las fuerzas del Partido Demócrata (Renzi, 44) -entonces en el gobierno-, el Movimiento Cinco Estrellas (Di Maio, 33) y la Liga (Salvini, 46). Estos dos últimos sellaron después una coalición que puso al jurista independiente Giuseppe Conte (55) como jefe de gobierno.


Un año más tarde, a finales de agosto de 2019, la alianza gobernante experimentó primero una parálisis y luego la ruptura total a partir de los roces entre Conte y el ministro del Interior, Matteo Salvini, respecto de la política migratoria italiana. El bloqueo por parte de Salvini a las políticas de ayuda a los migrantes del Mar Mediterráneo forzó a Conte a renunciar.


Sin embargo, para evitar elecciones que habrían beneficiado a Salvini, Conte pudo rediseñar la coalición gobernante y armar una nueva alianza entre el Movimiento Cinco Estrellas, el Partido Demócrata y otros partidos menores.


El sistema multipartidista italiano, de altos niveles de fragmentación y tradicionalmente inestable, agravó en la última década su volatilidad con la consolidación de opciones antisistema y plataformas regionalistas que licuan todo esfuerzo de mediano plazo del gobierno central.


¿Quién es Matteo Salvini?

Salvini fue hasta septiembre pasado ministro del Interior y viceprimer ministro de Italia, en virtud del acuerdo político de 2018 con el Movimiento Cinco Estrellas. Precipitó la renuncia de Conte a través de una moción de censura parlamentaria, con la esperanza de forzar elecciones anticipadas (en las cuáles, según las encuestas, habría triunfado como primera fuerza).


Cuando en 2013 se convirtió en el líder de La Liga (antes, Liga del Norte), partido político de extrema derecha, Salvini ya llevaba una década como eurodiputado en el Parlamento Europeo, dentro de las voces euroescépticas.


Las migraciones que desde 2014 continuamente se observan en todo el Mediterráneo potenciaron el sentimiento nativista italiano y le dieron más combustible al partido político de Salvini, quien resultó primero tanto en las elecciones generales de 2018 (37%) como en las elecciones europeas de 2019 (34%).


¿Cuál es la próxima fecha decisiva?

El próximo 26 de enero de 2020 se celebrarán elecciones regionales en Emilia-Romaña (una de las veinte regiones de la República Italiana). Estos comicios despiertan muchas expectativas, especialmente después de los resultados de las últimas europeas y locales (donde la derecha creció ostensiblemente en votos y arrebató incluso el liderazgo de municipios como Ferrara y Forlì).


En una región que desde la posguerra tiene una fuerte impronta izquierdista, todas las encuestas indican una pelea codo a codo entre los candidatos de la Liga del Norte (la senadora Lucía Borgonzoni, 43) y el Partido Democrático (el actual presidente de Emilia-Romaña, Stefano Bonaccini, 52), para muchos, entre Salvini y Las Sardinas.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram