LA SEGUNDA VUELTA EN URUGUAY 2019

Actualizado: 16 de dic de 2019



Uruguay celebrará el próximo 24 de noviembre el ballotage en el que cerca de 2,7 millones de ciudadanos podrán elegir a su nuevo presidente y vicepresidente por los próximos cinco años.


La segunda vuelta enfrentará a Daniel Martínez, del oficialista Frente Amplio (FA), con Luis Lacalle Pou (Partido Blanco), respaldado por el resto de la oposición, que quiere poner fin a 15 años de gobiernos frentistas que completa el actual presidente Tabaré Vázquez.


En la primera vuelta, el 27 octubre pasado, Martínez se impuso con 39,2% a Lacalle Pou (28,6%). Sin embargo, Ernesto Talvi (Partido Colorado, conservador, 12,3%) y el ex general Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto, derechista, 10,9%), ya dieron su respaldo explícito a Lacalle Pou.


El Frente Amplio hizo su peor primera vuelta electoral en dos décadas, por debajo de las candidaturas de los resultados de Vázquez (50,45% en 2004 y 47,8% en 2014) y el expresidente José Mujica (48% en 2009).


¿Cómo funciona el sistema político?

Uruguay es una república presidencialista donde cada mandato dura cinco años, sin posibilidad de reelección inmediata. Cuando ningún candidato obtiene la mayoría absoluta de votos -como en estos comicios-, se celebra una segunda vuelta el último domingo de noviembre.


El legislativo bicameral (Asamblea General) está compuesto por la cámara alta (Senadores, 30 miembros) y cámara baja (Representantes, 99 miembros).


Hasta ahora, el Frente Amplio tenía mayoría en ambas cámaras de la Asamblea General, pero tras la primera vuelta en octubre la perdió tanto en Diputados como en Senadores. No obstante, sigue siendo la primera fuerza con 42 diputados y 13 senadores.


Como las elecciones nacionales y subnacionales no coinciden en Uruguay, los cargos departamentales de los 19 distritos del país se elegirán a mediados de 2020.


¿Cómo gobernó Tabaré Vázquez?

El médico Tabaré Vázquez, quien cumplirá 80 años al promediar su segundo mandato, gobierna desde 2015 el país sudamericano. Ya había ejercido la presidencia con anterioridad (2005-2010), cuando el Frente Amplio triunfó por primera vez en la historia uruguaya. Fue entonces cuando se rompió el tradicional esquema bipartidista entre el Partido Nacional (PN) y el Partido Colorado (PC), estructurante de la política uruguaya por 170 años.


En su segundo mandato, Vázquez continuó con la agenda progresista de su predecesor. Sin embargo, escándalos de corrupción caracterizaron los últimos años de agenda mediática y pública de Uruguay, como la renuncia del propio vicepresidente, Raúl Sendic, en 2017, y la investigación parlamentaria de las actividades de la empresa estatal ANCAP.


¿Qué pasó a partir de la primera vuelta?

En la primera vuelta el oficialista Martínez obtuvo el 39,2% de los votos frente al nacionalista Lacalle Pou que quedó segundo con el 28,6% de los votos. En tercer y cuarto lugar quedaron Talvi con el 12,3%, del tradicional Partido Colorado, y Manini Ríos con el 10,9%, de la debutante fuerza Cabildo Abierto.


El Frente Amplio se impuso en 9 de los 19 departamentos, a diferencia de la elección anterior en 2014 cuando había logrado la primera posición en 14.


Luego de conocerse los resultados, las mayores fuerzas de oposición anunciaron una coalición para derrotar a Martínez en la segunda vuelta en noviembre. En un documento de compromiso de 13 puntos, presentaron su alianza electoral y también una señal de cooperación legislativa contra el frentismo.


¿Quiénes son los que compiten en el ballotage?

Martínez es el delfín del frentismo, luego de las presidencias de José Mujica y Tabaré Vázquez. El ingeniero candidato del partido de gobierno fue alcalde de Montevideo, la capital y zona de mayor peso demográfico (6 de cada 10 uruguayos viven allí).


La compañera de fórmula de Martínez es Graciela Villar (60), expresidenta de la Junta Departamental de Montevideo y quien fuera aprisionada y torturada por la dictadura militar.

Martínez propone profundizar las políticas de justicia social y progresistas de los últimos lustros agregando ahora políticas de ciencia y tecnología. Con respecto a la política exterior destaca su voluntad de profundizar el Mercosur de manera que dé un "salto cualitativo" con el que "todos ganen".


Lacalle Pou, hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-95), ya se había impuesto en las internas del “los blancos” en 2014, cuando perdió con Tabaré Vázquez.


Figura joven para el promedio de la política uruguaya, ya lleva dos décadas como diputado y senador. La compañera de fórmula de Lacalle Pou es Beatriz Argimón (58), diputada por Montevideo (2000-2010) y exdirectora del Instituto Nacional del Menor.


Su discurso se ha centrado en la necesidad de alternancia y las denuncias de corrupción e ineficiencia contra las administraciones del Frente Amplio. A su turno, respecto de la integración regional el candidato también se refirió al Mercosur, pero acerca de la necesidad de una mayor liberalización para "abrirlo al mundo".


¿Cuál es el contexto socioeconómico?

Uruguay lleva una década y media de crecimiento sostenido. Sin embargo, recientemente experimenta complicaciones en la balanza comercial y el dólar aumentó un 60% el último lustro desacelerando el dinamismo económico (0,6% previsto para este año). Por ello, el gobierno nacional lanzó en septiembre un paquete de medidas para estimular la inversión y sostener los niveles de empleo e ingresos medios en un contexto de alta incertidumbre regional.


La pobreza disminuyó de casi 40% en 2004 a poco más del 8% este año. Si bien indicadores como la indigencia y la desigualdad también han disminuido considerablemente, la inseguridad y las nuevas formas de criminalidad preocupan a buena parte del electorado uruguayo. Además, Uruguay en los últimos años ha registrado un importante crecimiento en la tasa de homicidios.


En este sentido, fue histórico el plebiscito "Vivir Sin Miedo", que proponía crear una Guardia Nacional para la seguridad ciudadana, lo cual implicaba reformar algunos artículos de la Constitución de la República Oriental. Si bien no alcanzó la mayoría absoluta, obtuvo el 47% de los votos y el 'SÍ' se impuso en 14 de los 19 departamentos de Uruguay.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram